¡Democracia Real, YA!

Por Pablo Alonso González

¡Democracia Real, YA! (y no sólo en España)

“Mientras en España la juventud se moviliza pidiendo democracia, en el Perú los jóvenes se reúnen a recibir su PPKuy mañana” escribió hace unos días José Ragas en su cuenta Twitter. ¿Pero qué está pasando en España y qué ha detonado este fenómeno?

Hacía años que en España se creaba el caldo de cultivo para una revuelta. Una casta política inculta, extremadamente corrupta y privilegiada, una situación económica desastrosa (con una tasa de desempleo por encima del 20%, 40% en caso de los jóvenes) y una gran cantidad de movimientos sociales actuando al margen de sindicatos y partidos tradicionales (en los últimos meses se han creado más de 500 partidos, la mayor parte de ellos anticapitalistas).

A ello se suma que la ley electoral española favorece el establecimiento de un sistema bipartidista con grupos periféricos nacionalistas con los que los partidos mayoritarios (PP y PSOE) han de contar normalmente para formar gobierno. De este modo, el debate político español ha girado durante años en torno a sempiternos debates sobre nacionalismo(s) y, cada vez más, a un intercambio absurdo de improperios y descalificaciones entre PP y PSOE que simplemente retroalimenta el sistema: sólo ellos existen y marginan a las minorías. El descontento generalizado se hizo expreso el pasado 15 de Mayo, día en que fue convocada unamanifestación a nivel nacional por distintos movimientos sociales. La cercanía de las elecciones municipales y autonómicas (que se celebrarán este 22) hacía que se tratase de un momento clave.

La manifestación triunfó y muchas plazas de ciudades españolas se abarrotaron de gente de todas las edades. En la Puerta del Sol en Madrid un reducido grupo decidió acampar y organizarse. La expulsión de este grupo por la policía generó una reacción y de nuevo se volvió a ocupar la plaza… hasta hoy. Sorprendentemente, el movimiento se ha extendido a nivelglobal de modo rizomático, con la participación de grupos de españoles en el extranjero apoyados por grupos locales. Se pueden encontrar varios manifiestos en la Red que resumen losobjetivos de la protesta.


El futuro de Democracia Real como movimiento político

Claramente, el movimiento se engloba en un contexto amplio de protestas ante los recortes neoliberales en Europa y de liberación en los países árabes. Tristemente, los movimientos europeos se han ido sucediendo y perdiendo fuerza sin ninguna coordinación. Quién sabe qué hubiera podido pasar si lo ocurrido en Grecia hace dos años y en Italia, Francia y Reino Unido el Diciembre pasado hubiese coincidido con la “Spanish revolution”… Islandia se ha convertido en el modelo a seguir, y desde allí se ha mostrado elapoyo a la revuelta española.

Los retos para el movimiento son muchos. En una lectura ideológica y superficial, la revuelta beneficia paradójicamente a la derecha: sus votantes son fieles mientras que la izquierda se fragmentará. También los marxistas apuntan a la falta de un ataque estructural a la idea de capital y una defensa utópica de la idea de “democracia” que en realidad tan solo enmascara la realidad neoliberal. Probablemente sería necesario que “Democracia Real” se constituyese en forma política para dar salida a una amplia minoría de personas a los que no les vale con el voto útil a IU o PSOE o el voto nulo.

Aquí yace gran parte del problema: existe una desconfianza general respecto a la idea de “partido”, con las jerarquías y compromisos que conlleva. Pero también es sabido que la fuerza de estos movimientos radica en su expansión creativa y constante: si no se constituye en forma política probablemente se desvanecerá sin dejar rastro a nivel pragmático. ¿Podríamos imaginar una estructura en dos niveles? Con una fuerza horizontal que actúe como movimiento social, y a otro nivel gane una representación política que pueda funcionar (quizás) a nivel global: los lemas y filosofía del movimiento podrían tener eco en un mundo cuyos ciudadanos sufren los efectos del neoliberalismo en la cotidianeidad de forma semejante.

Una lectura más profunda revela complicaciones de mayor calado, ya que la complejidad del intrincado sistema político-económico actual dificulta el establecimiento de luchas con objetivos definidos. Esencialmente, los políticos se han convertido en una casta privilegiada porque administra y facilita la obtención de beneficios a las empresas privadas. Si en un principio el estado del bienestar se encargaba de redistribuir a través de los impuestos los beneficios obtenidos por la industria, a día de hoy el Estado tiende a desvanecerse, abandonando la labor re-distributiva y social.


Por otro lado, las propias empresas tienden a obtener beneficios no a través de la producción material de bienes, sino a través de la obtención de renta en el mundo de las  finanzas y de la inversión en bienes inmuebles. La lucha que se libra hoy en España parte de una intuición simple pero esencialmente fiel a la realidad: banqueros y políticos trabajan juntos. Los políticos representan su obra teatral diaria reproducida diariamente a través de los medios de comunicación. Los banqueros callan, financian al político. Como buenos Derrideanos, entre los dos deconstruyen el Estado y descapitalizan a la sociedad, pese a vivir de ella. Si los bancos fallan, el Estado los rescata. Si el Estado falla, los bancos cobran más intereses.

El sistema está muy bien engranado y cubierto por los mass media, resulta difícil entenderlo y por lo tanto amenazarlo. Pero el descontento aumenta y la gente ha decidido salir a las calles y hacer algo al respecto. Lo que se percibe en las calles es un sentimiento de comunidad y confianza que ha desplazado al miedo, el individualismo y la competitividad. En definitiva, se defiende el interés público sobre los privilegios de unos pocos. Como bien decía Gilles Deleuze, la tarea social más importante de nuestro tiempo es volver a creer en el mundo. Mucha gente en España ha vuelto a creer en él estos días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: