OPEC. 50 años controlando el petróleo del mundo (II y fin)

Hola lunáticos:

Sede la OPEC en Viena

Vuelvo al blog tras la mudanza y las Navidades, que siempre nos causan cierta inestabilidad y no nos dan la tranquilidad y el tiempo necesarios para leer, recopilar información y , al final, sentarnos delante del ordenador para agregar algo interesante al blog. Vamos a terminar el tema de la OPEC, recordad que en el anterior post ya habíamos visto quién forma la OPEC, cómo empezó todo, cómo funcionaron las medidas de presión durante los años 70, la influencia de la entrada en el mercado del petróleo de países no vinculados a la OPEC en los 80 y la respuesta de esta organización desde mediados de los 80 hasta el presente.

Pues bien después de todo esto creo que es un buen momento para explicar el tema de las cuotas de extracción y alguna de las razones que provocan su variación.

Las cuotas de extracción son la cantidad de petróleo que la OPEC autoriza a poner en el mercado a cada uno de sus miembros. Estas cuotas han de ser respetadas o el país será fuertemente penalizado. Las cuotas se fijan en las reuniones periódicas que la OPEC sostiene en Viena, pero ¿qué criterios se utilizan para fijar las cuotas? ¿por qué se fijan unas cuotas que están por debajo de las posibilidades de cada uno de los países?

Las cuotas se fijan atendiendo a una gran variedad de factores, el precio actual del petróleo, la perspectiva de consumo a corto plazo a nivel mundial, el volumen que se está produciendo fuera de la OPEC y un factor que no suele comentarse: el nivel de las reservas estratégicas. Las reservas estratégicas son cantidades de petróleo que los países importadores netos acumulan para situaciones de emergencia pero que también pueden usarse como un factor modulador del precio del crudo. El sistema funciona de la siguiente manera los países acumulan una determinada cantidad de petróleo por si acaso ocurre algo, en el caso de la Unión Europea son 90 días de suministro. El mejor momento para comprar dichas reservas es cuando el petróleo está bajo pero si una vez adquiridas el petróleo sube puede ser una buena opción  vender parte de esas reservas, obtener un beneficio y esperara a que vuelva a bajar para “rellenar” el fondo de reserva. Este tipo de movimientos se ve favorecido por el propio concepto de “reserva estratégica”, es decir, una materia que se acumula pero que sólo se utiliza en situaciones puntuales.

Todos recordareis que durante las sucesivas huelgas generales que sufrió Francia se vio amenazado el suministro de gasolina al país por el bloqueo de las refinerías y el transporte de petróleo, en ese caso el gobierno francés movilizó su reserva estratégica y pudo suplir a duras penas de combustible al país. Pero la reserva de Francia había estado inactiva durante muchos años, evidentemente ese petróleo hay que  venderlo y remplazarlo por otro periódicamente, sólo hay que saber cuándo hacer cada cosa.

Se estima que hay 4 billones de barriles en reservas en el mundo. Sólo 1,3 billones de barriles pueden considerarse parte de reservas estratégicas nacionales por lo que no es una cantidad precisamente pequeña. Cualquier operación de compra venta masiva puede modificar sensiblemente el precio de mercado del petróleo.

La OPEC intenta contrarrestar estas reducciones en el precio del barril. Si el precio del mercado baja, como ocurrió desde el año 2007 al 2009, la OPEC baja la producción al mínimo para evitar que los países importadores aprovechen la situación y aprovisionen sus reservas de petróleo barato. Si el precio sube en exceso tampoco es bueno ya que los países importadores se verían tentados a vender parte de esas reservas con un margen de beneficio muy alto y el precio caería por lo que la OPEC abre el grifo e “inunda” temporalmente el mercado. La estrategia está clara, se busca que el precio del petróleo aumente pero de una forma continuada y sin cambios bruscos de modo que los únicos que se beneficien de ese aumento sean los países que exporten petróleo.

Un detalle importante de la comercialización de las reservas estratégicas es que no hay una estrategia global de venta de las mismas. Es decir, cada país actúa independientemente con lo cual gran parte de la posible influencia que se podría ejercer se disipa. Existen proyectos para tener una Reserva Estratégica Mundial de Petróleo en la que se acumulen en torno a 2 billones de barriles y que permita negociar con la OPEC de igual a igual.

En el anterior post comentábamos que en los países exportadores de petróleo que pertenecen al Tercer Mundo es común que exista una importante subvención en el precio de la gasolina, de tal manera que el estado paga gran parte de la misma. Recordad que estos países suelen exportar crudo pero necesitan importar bastante gasolina, es decir, exportan materia prima pero necesitan importar “manufacturas” de esa misma materia prima. Me parece importante recordarlo porque los acontecimientos que han tenido lugar en muchas partes del mundo a principios de este año han tenido relación directa con esto. En Bolivia el intento del gobierno de suprimir la subvención de los combustibles casi le cuesta el gobierno a Evo Morales, en Argelia la subida de los combustibles (por reducción de subvención) y de otros productos ha provocado graves disturbios, en Túnez hoy mismo ha tenido que huir el presidente-dictador por razones similares…, las subvenciones a los combustibles no han sido ni la principal ni la única de las razones de estos problemas pero sí un factor más.

La cantidad de dinero que se dedica a ello es considerable y un conjunto de países importadores que cuenten con una reserva suficiente para aguantar un mes sin comprar petróleo, con los gastos que de parón que ese mes lleva asociado, la ausencia de ingresos y el mantenimiento de las subvenciones puede ser suficiente para hacer tambalearse a los países miembros de la OPEC. Los países de la OPEC mantienen sus campos de petróleo sub-explotados conscientemente, se estima que entre todos podrían poner 3 millones de barriles al día más en el mercado sin hacer ningún tipo de inversión ni abrir pozo nuevo alguno. Si se tiene en cuenta que la producción mundial diaria se estima entre los 80 y los 85 millones de barriles al día el impacto que tendría esa “producción fantasma” sería considerable.

A modo de conclusión me gustaría dejaros  un par de preguntas, ¿creeis que en un mundo sin OPEC el precio del petróleo sería mayor o menor? ¿la OPEC es sólo un cártel que mantiene al mundo sometido a un sistema injusto de aprovisionamiento de un recurso básico o es  lo único que proporciona estabilidad a países que no son conocidos por la fortaleza de sus sistemas políticos? Lo peor de los sistemas injustos no es la injusticia que provocan en el día a día si no que cada cuanto más tarde se modifiquen peores serán las consecuencias.

Un saludo lunáticos.

J. Pellitero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: